Esnaola contra Rosas.

Contenido principal del artículo

Bernardo Illari

Resumen

Los historiadores revisionistas tienden a considerar a Juan P. Esnaola como partidario del Gobernador de Buenos Aires, Juan M. de Rosas. Sus biógrafos fueron más cautos, y con razón. Un examen minucioso de su vida en base a documentos conocidos y nuevos no encuentra ningún argumento para sostener que simpatizara con el mandatario. Por el contrario, una plétora de indicios de distinta naturaleza sugiere su oposición al régimen. Así se desprende de la prisión que sufrió Esnaola por disposición de Rosas, aquí documentada por primera vez en detalle; y también de gestos a veces mínimos pero siempre notables en varias de sus composiciones, que se interpretan como proyección de imágenes críticas a la figura del Gobernador, en términos de alegoría negativa (en La risa de la beldad, una de sus canciones), representación irónica (en tres himnos encomiásticos en apariencia dedicados a Rosas) y condena moral (en las Lamentaciones para coro y orquesta Heth. Cogitavit Dominus). En el análisis último, sólo es posible comprender la figura de Esnaola a través de un yo escindido por la brutalidad del gobierno, que lo llevó a usar máscaras personales y musicales para disfrazar convicciones peligrosas; así se convirtió en uno de los no raros cripto-unitarios del Buenos Aires de Rosas.

Detalles del artículo

Sección
Artículos